– No quiero pas que me´nterren
llejos de la mía casa,
ni per estos ferriñals
ni a la sombra d´estas barzas.
Querría torná a veyé,
si me llevasen las garras,
el brazal de la mía güerta,
la caseta, las carrascas,
los sementeros, las ugas,
los corderez y las crabas.
Querría que m´aduyases
a torná…

– …no pllores, Cllara,
que sabes que yo´l fería
si me llevasen las garras,
pero ixe tiempo ha pasau…

– Calla, lloco, nomás falta
posamos a caminá
anda sentí las campanas
que sen nusatros chicoz
al campanal se baldiaban,
de mientras tú y yo correban
a pillamos per la pllaza.

– Cllara, nusatros son viejos,
ya ninguno mos aguarda.

Dispués de toz estos años
brenca mos queda allí…

– …¡marcha!,
no me seigas un carnuz,
que mamá estará en la falsa,
y ya pronto de la´scuela
retirará la zagala,
y las vecinas al fresco
estarán cusín las faldas,
y los llabradors al monte
y el mosen confesán yayas.

– Ya veigo que no t´acordas
ni de bombas ni allambradas,
ni de los peus encetaus,
ni de la nuestra zagala,
ni de cómo se mo´n iba
d´este mundo…

– …miate, calla,
que ya me paez que i siento
un somatén de campanas.
Engánchame del bracete
pa no caemos. Llevanta,
que tú y yo mo´n irén
ane mos lleven las garras.

Enlace a la ESCENOGRAFÍA