Soñar pudiera en la noche
a la luz de las estrellas
que a tu lado yo estaba;
¡quién soñar eso pudiera!

Cantar pudiera en la noche
que hierve la sangre en mis venas
por estar enamorados;
¡quién cantar eso pudiera!

Llorar pudiera en la noche
mi desconsolada pena
hasta que el alba llegara;
¡quién llorar así pudiera!

Besar pudiera en la noche
tus labios de luna llena;
dime, amor de mi vida,
¡quién besarte a ti pudiera!