Ya torno a pensaye
en la tuya cara,
en ixa delicia
de aire y de aigua
que los míos ojos
veyen sin mirala.

Torna el pensamiento,
el cuerpo y el alma,
la vida vivida
y la muerte soñada
pa podé creeme
sin prisa y sin pausa
que é mía ixa lluna
que tú ya me mandas,
ixa lluna densa,
alegre y callada
que yo m´imagino
en cada mirada.

Y te veigo sola,
ixuta y delgada
con los ojos pllenos
de pllosos y llagas
esperán la hora
tardía y lejana
en que ya s´anuncie
la mía llegada.

Pensas ya en la mía
presencia cercana,
penso yo en la tuya
ausencia lejana,
y a través de ellas
represento al alba
la tuya figura
sublime en tu cara.