Allá en días badaneaba uno prou malo debaix de una olivera per los Paláus, cuan repentinamente aparece per allí un misache que le dice: “¿A que no tiens mondongos de tirá al suelo un camal de ixa olivera?” Se hi llevanta el tío y al grito de “pa chulo yo” saca la estraleta plegable y enriste un camal hasta que, ufano él, l´arranca de cuajo. Engancha entonces el misache y le dice: “Pues ahora torna a posalo y fes que l´año que viene dé olivas, y verdaderamente estaré maravilláu de tú”. ¡Ah, tejodo!, aquí el va pillá. (A día de hoy está to seco…).

Pues to é igual; hasta el más añebláu sabe fe mals, pero arreglá las cosas, hostias. Esto pasa en Fonz, y en lo que no é Fonz. Y pasa en la política, y en lo que no é política.

¿Qué é ixo d´aduyá cuan mandan los otros? No tendrás frío…Así salga to mal, que no se note tanto lo inutils que son nusatros (los que no aduyan brenca ni con unos ni con otros no se sientan aludiús). Así mos va.

Pero ya he dicho que pasa con to. ¿Pa qué quiés una moto si no puez despertá a los que fan la mediodiada en verano? Y a las dos del maitino pósate a cantá a la fresca, que ya dormirás hasta que te pete. Si vas pe´l merendero que se note. El que quiera mesas que se las lleve de casa. Tú les rayas ben el barniz que ellas ya se pudrirán solas, y los bidóns de basura no´n dixes uno drecho. En la pllaza los papels al suelo, que ya los repllegará José. ¿A quí se l´habrá ocurriú posá to las papeleras tan lejos? En el polideportivo, la de mals que se hi pueden fe a pedradas, pero si lo que quiés é quedá como un rey, estricalla bel cristal de una puñada, que ixo da prou crédito. Además, si´l pagares entre toz. Y ahora con las piscinas pa qué te voy a contá, si la imaginación é un pozo sin fondo. Lo mismo en fiestas. Te montas una asociación de salvajes y a subí carros o lo que se tercie. Que no se diga que los chovens de Fonz son unos acojonáus.

En fin, prous ganas de llamá la atención y poco pesquis é lo que n´hay. Y entonces salen cuatro con dos dedos de frente y los posan a parí. Hala y que tos den.

Fe y desféPero no, si desfé é fácil tamé lo é fe (enhorabuena, Toni…). Sólo se necesitan menos complejos y más optimismo, menos fútbol y más libros, y sobre to, menos Gran Hermano y más preguntale al vecino si le fa falta algo. Y es que en este llugá fa tanta falta chen que malmeta como una pedregada en una viña.

¿Se l´ha ocurríu a alguno fe bella cosa buena pa´l pueblo de forma desinteresada? Pues maravillatos, que la respuesta é que sí. Y recalco lo de desinteresada, perque treballá pa fese ve tiene poco mérito (qué ben salin en las fotos…), y lucise con los dinés que no son míos tamé yo´l sé fe.

Pero como tos digo, n´hay chen que colabora pa mejorá el pueblo sin buscaye protagonismo. A unos les da per regá las pllantas en el polideportivo o en el merendero, otros colaboran pa las fiestas d´Agosto, pa Santa Águeda la que quiere se preocupa de que´l llugá esté animáu, otras dixan ben bonica la iglesia, alguno se interesa de que´n el campanal n´heiga campanas nuevas, n´hay una asociación que mos prepara actos culturals, unos chovenots se esforzan pa que viengan los turistas a dixá aquí los duros, y hasta se consigue que en Navidades los Reyes Magos les lleven bel detalle a los yayos. Y las más de las veces esto se hi fa perque tamé n´hay en Fonz chen como Dios manda (ya perdonarez que a alguno no tos nombre, pero de tanto viví en el charco me falla la perspectiva).

Se comprende la filosofía del “aquí me las den todas”, pero é de agradecé al menos el no jodé la marrana a los que quieren da beneficio al pueblo, como pasa prous veces. Pues nada, cogezlo cada cual per one quieraz.

Y pa acabá tos dixo con un pensamiento prou tal cual que va escribí una vez un misache que yo me sé:

“De la visión optimista de la vida nace la energía y constancia que llevan a grandes realizaciones concretas, no para el presente solamente, sino con visión de futuro. El optimismo es la piedra filosofal que transforma las negras dificultades en doradas realidades”.