Rechirán entre los tiempos
a lo llargo de los años,
fenle caso a las historias
que contan güenos y malos,
imaginán las barucas
que se llevaban los yayos
y pensán en esta vida
que hoy están vivín nusatros,
n´hay que di de una vez
sin temor a equivocamos
que vivín prou milló hoy
que se viviba fa años.

Y asinas está la chen
quejanse de los amargos
tiempos que ha de viví
per culpa de´l que allá alto
no le da per fe llové
cuan llega abril u mayo,
pa que granen las cosechas
y los pozos manen algo.

Está la chen precupada,
y quizá veiga pa llargo,
creén que tiempos futuros
siempre tendrán que sé malos,
veyenlos de un color negro,
ni una miqueta bllanco,
creén que tiempos pasáus
van sé siempre prou más majos.

Pesimista e ixa chen,
que yo la llamo cegatos
pos no quieren dase cuenta
ni aún veyenlo en los retratos
de cómo ha iu cambián
el mundo al cabo los años.

S´acordan los llabradors
cuan van a tirá nitrato
de la faena que daba
sacá el fiemo a capazos
pa podé fe una carga
que llevaban con el carro,
cuan hoy cogen el trautor
y abonan en cuatro ratos.

Ya no tienen que segá
ni matase a fe faixos,
ni dormí per las casetas
pe´l monte con engardaixos.

Van toz los días a casa,
y cuan comen quedan fartos.

No les falta de bebé,
y ya no visten andrajos.

Cuan van puercos toz i tienen
bañera pa dase un baño,
y los domingos se mudan
y lucen güenos zapatos.

Las mullés tapoco fan
la faena como antaño,
pos tienen la casa llena
de maquinarias y trastos
que antes no se i llegaba
ni siquiera a imaginalos.

Pa cada faena n´hay
un determináu cacharro:
unos i fan la comida
y otros llavan los pllatos,
en hay que llavan la ropa
y que cusen los esgarros.

Ya no han de vestí con sayas
ni llevá aquellos refajos,
pos ahora tienen vestidos
de ixos que se fan tan majos,
toz llenos de coloringos
y con escotes ben llargos,
con unas faldas prou curtas
pa lucilos los veranos.

Y aun a costa de sabelo
mai i dixán de quejamos,
y renegán de los tiempos
que deben d´está esperanmos,
creén que serán peors
per culpa de´l de allá alto,
sin damos cuenta sisquiera
de que las cosas abaixo
siempre las cambian los mismos;
en este caso nusatros.

 Pos seguirá creén prou chen
al veyé los telediarios,
u cuan leigan las noticias
que posan per los diários,
que´l mundo é una mentira
que han inventáu pa engañamos,
que siempre mandan los mismos,
en este caso los malos,
y que los años que quedan
pos n´habrá que disfrutalos
cada uno como sepa,
y sin podé remedialo
mos i tendrén que adaptá
a un futuro más ben malo,
perque no i quiere llové
per culpa de´l de allá alto.

Seguirá sen pesimista
la chen de la que tos hablo
cuan la fortuna y la suerte
veigan a casa a buscalos,
pos les dará per pensá
que ixo no va pa llargo,
que é una cosa pasajera,
un abrí ojos y cerralos,
y no sabrán disfrutá
de toz aquellos regalos
que la vida les va fen,
onque sea de vez en cuando,
pos seguirán sen tozudos,
y carbazóns y cegatos
per no sabé aprovechá
ixos güenos malos ratos,
güenos per sé la verdá,
malos per no aprovechalos.

Asinas que pa i ben
no más n´hay que feme caso:
disfrutá cada momento,
cada istante y cada rato
sin parase a pensá
si é dulce u si é amargo,
olvidase de problemas,
de disgustos y rechazos,
de si é otoño u invierno,
primavera u verano,
de si n´hay guerra en el mundo,
epidemias u colapsos,
si siguen los atentáus
causán en la vida estragos,
o si no quiere llové
per culpa de´l de allá alto.

Dixatos de tanta historia
que no podén arreglalo,
que no se i puede fe guaire
pa i podé remedialo.

Igual i podrez viví
sin tení que precupatos
de las cosas que la vida
ha teníu a ben en datos,
y asinas serez felices
y pasarez güenos ratos.

Asinas dentro de un tiempo,
y ojalá que prous años,
cuan la que lleva la dalla
veiga a casa a buscatos
la ixarez pasá tranquilos,
sin prisas ni sobresaltos,
pa podé seguila lluego
a one i quiera llevatos,
y pensarez ben contentos,
ben dichosos y ufanos:

– “Puedo ímene tranquilo
sin suspiros y sin llantos,
pos he aprovechau la vida
cada istante y cada rato“.

Ya sólo me queda ditos,
per si podez acordatos
cuan vusatros ton subaz
y mos dixez aquí abaixo,
una cosa que yo creo
que debez de imaginatos.

Dizle a qui ya sabez
que no i llueve ya fa años,
que si quiere fe el favor
de bellas gotas mandamos,
pa no tení desencusas
con que contino quejamos.