-Ya y voy -va di Lorenzo medio apuráu perque, pa variá, se l´estaba fen tarde. El timbre la calle habeba sonáu chusto cuan se posaba la camisa d´entretiempo per dentro los pantalóns, con los cordóns de los zapatos encara sin atá. Dende lluego que no le feba brenca gracia llegaye tarde a los sitios, y menos si era al laboratorio one treballaba allá al polígono, pero de to la vida que se sepa l´habeba pasáu lo mismo. Contino teniba tiempo…